La intimidad de la pluma


 

IMG_0478
Foto de Gabriel García Márquez por Daniel Mordzinski.

De las paredes de la segunda planta del Museo de Arte de Puerto Rico cuelga una colección de fotos que pasa casi desapercibida. En las imágenes se revelan intimidades de la vida de muchos autores ilustres de todo el mundo. Objetivo Mordzinski es una exhibición de la obra de Daniel Mordzinski, un fotógrafo argentino de ascendencia polaca- quien durante los últimos treinta años se ha dado la tarea de capturar, a través de su lente, momentos solitarios de personajes del mundo de la literatura. Mario Vargas Llosa, Elena Poniatowska, Luis Rafael Sánchez y Gabriel García Márquez, son algunos de sus protagonistas.

Cada uno aparece de modo muy recóndito, en localidades apartadas y desoladas como baños, los interiores de hogares y habitaciones, e incluso, en cementerios.  Las imágenes cobran vida en estos espacios que representan la soledad entrañable que requiere el contacto apasionado con la pluma.

La foto de Gabo es una de las que más llama la atención. Aparece sentado sobre una cama de sábanas y cojines blancos, pensativo y con la mirada fija hacia el lado derecho. Una luz tenue le alumbra la cara y su atuendo igualmente blanco y puritano crea una sensación de integridad y pudor. Parece ser como si quisiera encontrar entre la luz alguna fuente de inspiración o solución a sus trabas de escritor.

“Todas las personas tienen una vida pública, una privada y una secreta”, aseguró una vez Gabriel García Márquez a su biógrafo Gerald Martin.

La obra periodística de Gabo es menos conocida dentro de su amplia trayectoria como maestro literario, educador, aficionado al cine y poeta. Con la intención de arrojar luz sobre esta dimensión suya, se confeccionó Gabo Periodista, una antología que recoge las cinco décadas que dedicó García Márquez al oficio periodístico. Citas, testimonios y comentarios de diecinueve autores aparecen en las páginas de esta edición puertorriqueña del texto, que ha sido ya publicada en otros países latinoamericanos y que se presentó recientemente en el Museo de Arte de Puerto Rico.

IMG_0479
Jean-François Fogel, Martín Caparrós, Héctor Feliciano, Alex Grijelmo y Juan Cruz en la presentación de Gabo Periodista, Museo de Arte de Puerto Rico.

Según Alicja, la viuda del fallecido periodista polaco Ryszard Kapuściński- quien era también muy amigo de Gabo- su marido se encerraba en su biblioteca a escribir durante días, incluso semanas. No permitía que nadie le interrumpiese. El ritmo natural de su pluma no debía detenerse bajo ninguna condición y como escritor fríamente calculado que era, había que respetar su decisión y dejarle en paz. Buscaba la intimidad.

Para hacernos partícipes de sus historias y las realidades de sus personajes, tanto Gabo como Kapuściński eran hombres que prescindían de la soledad y del silencio. Ambos solían combinar elementos de la realidad con técnicas literarias de la ficción. A ambos le señalaron por exagerar los contextos de sus crónicas y reportajes, e incluso cuestionaron su valor periodístico por producir historias a medio paso entre lo real y lo imaginario.

“Gabo tenía una enorme voluntad de hacer del periodismo una rama importante de la literatura”- según el cronista argentino Martín Caparrós, comentarista de esta antología.

El debate entre el periodismo y la literatura no tiene pies ni cabeza. Lo que merece la pena valorar es el poder de convencimiento de García Márquez, su peculiar punto de vista narrativo, sus ricas y detalladas descripciones, su uso de metáforas de la realidad y su realismo mágico- sus mayores contribuciones al mundo del periodismo. Posiblemente todo esto haya sido fruto de todos los momentos de silencio que encarnó en su intimidad. Afortunadamente a través de Gabo Periodista ahora tenemos una oportunidad de adentrar en esa dimensión menos conocida de este personaje. Una dimensión tan solitaria, apaciguada y ermitaña como la que se refleja en las imágenes de Morzinski.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. MARIA G. FIGUEROA dice:

    Muy interesante e informativo. Nos inspira una escritora tan joven, estudiosa y comprometida con su vocación y su profesión—¡gracias por escribirnos!
    Victoria de Hostos

    Me gusta

    1. gitana630 dice:

      ¡Muchas gracias por leer!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s